CIRO FLORES ALVARADO

Originario de Ojo de agua, Xichú, Gto.

Es hijo de don Higinio Flores Alvarado y doña Maura Alvarado Rincón, del Ojo de Agua y Santa Catarina, Gto., respectivamente.

En la actualidad vive en la comunidad de Cieneguilla, Victoria, Gto., con casi 10 años de vivir ahí.

Se inicia en la música del huapango arribeño ya de grande, a los 22 años pero desde que inicia nunca ha dejado de tocar; ahora ya son 21 años de músico (finales de 2003).

Comenta que en su primer tocada cobró mil pesos (de los viejos) y en aquella ocasión sus compañeros fueron: en el primer violín estaba don Severiano Rodríguez, el en segundo violín don Fructuoso Rodríguez y en la vihuela Simón Rodríguez, hijo de Severiano.

Con don Guadalupe Rodríguez, hermano de Severiano tocó algunas ocasiones.

Con don Sebastián Salinas y don Tacho y Beto Ruiz ha tocado por más de 5 años. Pero con quien ha tocado más tiempo es con don Nacho Martínez y Marcelino Hernández por más de 7 años.

Ciro Flores si ha formado un grupo musical al que ha denominado Ciro de Xichú y sus huapangueros.

La primer topada en que participó fue frente a don Raúl Rodríguez originario de Mesas de San Isidro.

En los enfrentamientos que ha tenido en topadas están los trovadores Tobías Hernández, Hilario Gutiérrez, Candido Martínez, Claro González, Pedro sauceda, Nicolás, Gonzalo Alvarado, Celestino y muchos más.

Aunque dice Ciro que no le gustan las topadas por que son muy sucias. Ya que uno se divierte a costa del otro trovador y eso lo considera sucio.

Los temas que más le gustan a Ciro son los de historia.

La bravata la deja de lado por la música de Camarín, es decir, música para velaciones: de la santa cruz, de algún santo, etc.

También le gusta cantar canciones pero no de cantina, sino aquellas que tienen contenido social.

Grabaciones:

Ha realizado 2 grabaciones. Una a partir de un concurso y la otra por cuenta propia.

Como en Victoria, Gto. Se realiza un festival de huapango ya reconocido, Ciro compuso un corrido alusivo al pueblo y al festival pero con la novedad de que nunca le reconocieron su esfuerzo, por lo que comenta que eso le decepcionó y ya no participa en dicho evento.

ANEGDOTAS:

Comenta que un vez que tenía una “tocada” y yo pues tenía que descansar para estar listo, así que me fui a dormir, pero antes le dije a mi esposa: me despiertas a tales horas por que tenía un compromiso; pero al despertar yo sentí que había dormido muchas horas, así que me levanté y me fui compromiso, pero sin darme cuenta que era el mismo día. Me fui a dicha tocada, llegué al lugar de la fiesta, ví que no había nada de movimiento, así que pregunté a una persona que andaba por ahí: ¿oiga aquí es donde va haber una fiesta?, me contesta: Sí pero es hasta mañana; por lo que le digo que solo iba a saber si ahí era el lugar, que más le decía, que me había dormido y me desperté en mismo día, así que me volví para la casa nuevamente.

En otra ocasión, me fui a tocar, llegó al lugar del compromiso y me doy cuenta que había olvidado la guitarra.

ENLACES PATROCINADOS, VISITALOS POR FAVOR

|ofertas hoteles | programas de afiliados |

 

Quienes Somos | Programas de Radio | Personajes del Huapango | Festival de la Huasteca | El Son Arribeño | La topada | El Son Huasteco | Xichú | Grupo: Oaxaca, Arte, Fiesta y Tradición | Sólo para coleccionistas | La Danza Indígena | Guelaguetza | Curso de locución | El arbolito huasteco | Librería Educal | Efemérides | Eventos que se han realizado | Sitios de interés | Galeria fotográfica | El mensajero | Andariegos de la Sierra |

Regresar