ANECDOTAS DE LA CRISTERIADA

El señor Vidal Tello, quien fuera el primer consejo agrarista en la región de Palomas del Municipio de Xichú, se encontraba en la comunidad de Palomas del municipio de Xichú cuidando la familia del cristero Don Lauro Tello, un hermano de Don Vidal que iba del rancho “la Laja” hacia la comunidad del Carricillo, le avisó que tuviera mucho cuidado con la familia de su tío Lauro, porque una gran fuerza armada del gobierno que se hallaba acuartelada en el pueblo se preparaba para perseguir y apresar a Don Lauro y los demás jefes rebeldes.

Esa noche mientras el señor Vidal Tello cenaba llegaron unos señores agraristas del rancho “el Toro” del municipio de Atarjea, comandados por un pariente del señor Vidal y lo sacaron de la casa para colgarlo de un mezquite que hasta la fecha existe en el patio, donde colgaron el lazo y se lo pusieron al cuello, entonces el que comandaba el grupo se retiró a comer algunas frutas dejando solo a un guardia cuidando al prisionero.

Don Vidal aprovechó esos momentos para pedirle a dicho guardia, que para su suerte era también su pariente, que le aflojara la lazada por que le estaba lastimando mucho el cuello, este se confió y en un descuido el prisionero se quito el lazo y huyo por unos corrales hacia el arrollo que baja del puerto del Carricillo y de esa manera logró escapar llevando solamente una pistola que era propiedad de don Lauro.

Cuando los federales agarraban algún cristero lo ahorcaban o fusilaban al momento, pero también los cristeros si alguien de los habitantes del municipio ayudaba al gobierno, ya fuera por el simple hecho de facilitar alimento para los caballos u otras ayudas los acusaban de traidores y los cristeros los ahorcaban o fusilaban.

Al señor Sebastián Enríquez (agrarista con ideas zapatistas) lo agarraron los cristeros en lugar conocido como “El Zapote” donde lo colgaron como a las 9:00 de la mañana estos se dirigieron al pueblo donde estuvieron hasta después de medio día y al grito de “Viva Cristo Rey” y “Viva la Virgen de Guadalupe” y echando balazos se retiraron hacia el rumbo de San Diego mientras que algunos vecinos del zapote vieron con asombro que el colgado Sebastián Enríquez pataleaba para todos lados, duro aproximadamente 7 horas colgado y cuando lo bajaron del árbol estaba completamente vivo.


OTROS SITIOS DE INTERES

Quienes Somos | Programas de Radio | Personajes del Huapango | Festival de la Huasteca | El Son Arribeño | La topada | El Son Huasteco | Xichú | Grupo: Oaxaca, Arte, Fiesta y Tradición | Sólo para coleccionistas | La Danza Indígena | Guelaguetza | Curso de locución | El arbolito huasteco | Librería Educal | Efemérides | Eventos que se han realizado | Sitios de interés | Galeria fotográfica |

Regresar