CAUDILLOS CHICHIMECAS

Los GUAMARES los más valientes, aguerridos, traidores y más destructores de todos los CHICHIMECAS eran pues los más astutos, estos grupos GUAMARES unían sus fuerzas a los COPUCES y GUAXABANAS, (CHICIMECAS también de este Estado de Guanajuato).

Para 1554 en la frontera CHICHIMECA ya había surgido la amenaza de un poderoso caudillaje y un buen sistema en los ataque indios, todo ello en la persona de un notorio capitán CHICHIMECA llamado “Maxorro”, la notoriedad y los aciertos de este caudillo eran indicios claros de que en algunas zonas los grupos CHICHIMECAS habían comenzado a organizarse para atacar bien coordinados a los invasores sedentarios.

Las actividades de “Maxorro” las practicaba de la siguiente forma: llevaba con él muchos guerreros en mayor número que otros caciques y atacaba en los caminos, enviando a los escuadrones a saquear en varias direcciones, penetrando en las tierras de paz y más adentro de lo que ninguno hubiera esperado, causando tanto daño y muerte que tanto indios pacíficos como españoles tenían temor de viajar por los caminos de LA GRAN CHICHIMECA. Este caudillo CHICHIMECA que la historia reconoce también con el nombre de “Mascorrono” pero que en realidad se llamó “Majurro”, se mantuvo activo por muchos años en esta región de la Sierra Gorda de Guanajuato, en la cual se encuentra asentada la zona arqueológica de los CHICHIMECAS “Pie Original De La Raza De Bronce”, lugar que se conoce como “El Rusio” y “La Joya”.

Este caudillo CHICHIMECA fue derrotado y capturado por Don Nicolás De San Luis Montañés, cacique de Tula, fue declarado hidalgo y nombrado capitán en la provincia de los CHICHIMECAS, como recompensa por la captura de tan temible caudillo.

Los conquistadores empezaron a oír el nombre de gran número de caudillos principales de la nación Guachichil como fueron los nombres de “Xale” al que le sucedió en el poder “Bartolomillo” que fue ahorcado en el año de 1570 por el doctor “Sande” administrador fronterizo del gobierno virreinal.

A “Bartolomillo” lo sucedió “Antón Rayado”, así llamado por pinturas o incisiones que llevaba en el cuerpo, después “Macolia”, le sucedió su hijo del mismo, después fueron “Martinillo”, “Machicab”, “Guazcualo”, “Moquimahal”, “Gualiname”, “Nacolaname”, “Acaname”, “Juan Tenso” y “Juan Vaquero” y otros tantos ejemplos de nombres raros.

 

Quienes Somos | Programas de Radio | Personajes del Huapango | Festival de la Huasteca | El Son Arribeño | La topada | El Son Huasteco | Xichú | Grupo: Oaxaca, Arte, Fiesta y Tradición | Sólo para coleccionistas | La Danza Indígena | Guelaguetza | Curso de locución | El arbolito huasteco | Librería Educal | Efemérides | Eventos que se han realizado | Sitios de interés | Galeria fotográfica |

 

Regresar