EL AVANCE DE LOS ESPAÑOLES HACIA EL NORTE

La influencia de indios y españoles a la bonanza de ZACATECAS, ya en auge hacia el año 1550, lanzó al hombre blanco y su omnipresente aliado indio hacia tierras desconocidas y hostiles. Los aguerridos indígenas nómadas de esta nueva frontera opusieron una enconada resistencia al avance de los pueblos cristianos y sedentarios que llegaban del sur.

Ricos depósitos areníferos, permanecieron vírgenes, a menudo por los ataque de los indios y por la misma razón, los nuevos poblados a veces se convirtieron en pueblos fantasmas.

Las tácticas bélicas de estos guerreros del norte, eran tan eficaces y devastadoras que obligaron a los jefes militares políticos y religiosos españoles, a hacer frecuentes pausas y a enfrentarse a muchos problemas de la guerra y la paz que no habían conocido los conquistadores de antaño, en realidad fue una proeza la conquista de esta RAZA INDOMITA.

Se le denominó a esta guerra entre conquistadores y chichimecas, como LA GUERRA DE GUERRILLAS, la nueva guerra entablada en las vastas tierras que se extienden en el Norte de las zonas sojuzgadas por Cortés, ensangrentó cuatro décadas, de 1550 a 1590. Fue la guerra más prolongada en toda la historia de NORTEAMERICA y fue el primer enfrentamiento completo y constante de la CIVILIZACION y el SALVAJISMO en este Continente.

OTROS SITIOS

Regresar