INTRODUCCION

Antes de fundarse el pueblo que hoy se conoce como Xichú en la congregación de Misión de Santa Rosa, fundada por los franciscanos, siendo uno de ellos el incansable catequisador, fray Juan de San Miguel, que llego a este lugar en el año de 1539 – la misión católica de su nombre que habría de permanecer hasta nuestros días, aunque sin el recinto sagrado del que no se tiene conocimiento por haber desaparecido en algunas de las avenidas del torrente del río o de los ataques de los CHICHIMECAS que tan temibles se mostraron en estos lugares.

Hubo intento de fundar este pueblo en el año de 1565, pero no se pudo lograr, por lo indómito de las tribus CHICHIMECAS.

Antes de la fundación oficial de este pueblo, don Diego de Tapia, capitán y gobernador de las fronteras de CHICHIMECAS de Guanajuato y pacificador de los indios belicosos y que fue además uno de los precursores mineros en sus recorridos por las sierras descubrió una beta de ricos metales que trajeron la codicia de los españoles y de los indios de estas tierras, por lo que el 28 de diciembre de 1585, se fundo esta población con el nombre de “Minerales de San Francisco de Xichú”, quedando anexado al mando político de Xichú de los Indios (hoy Victoria) hasta que por decreto numero 102 del 03 de diciembre de 1849, quedo fuera de su mandato, siendo gobernador del estado de Guanajuato don Lorenzo de Arellano quien firmo el decreto.

XICHÚ ha dado grandes héroes, héroes que participaron en la Guerra de Independencia, en la Revolución Constitucional de nuestro país y también en la Segunda Guerra Mundial.